El Blog de la Creativa | Cold War, de Pawell Pawlikowski, mejor película europea 2018
La actualidad del panorama musical desde la visión de la Escuela de Música Creativa, centro de referencia con más de 30 años en la vanguardia de la enseñanza de la música moderna.
estudiar música, conservatorio, jazz, rock, solfeo
3274
post-template-default,single,single-post,postid-3274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.3,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Cold War, de Pawell Pawlikowski, mejor película europea 2018

Una conmovedora historia de amor con fondo musical entre un músico y una cantante, ambientada en la Europa de la Guerra Fría.

Si todavía no la has visto, no puedes perderte esta hermosa y a la vez desasosegante película de apariencia clásica y alma moderna, catalogada como obra maestra por la crítica.

La cinta ya obtuvo en el último Festival de Cannes el galardón para su director, el polaco Pawel Pawlikowski, al que conocemos en España por su anterior trabajo, la oscarizada Ida.

Cold War ha arrasado también en la 31 edición de los Óscar europeos, los premios que otorga la Academia de Cine Europeo y que se entregaron en el Teatro de la Maestranza de Sevilla el pasado 15 de diciembre. La nueva cinta de Pawlikovski ha conquistado cuatro de los cinco Premios de Cine Europeo a los que optaba, los principales: Mejor Película, Director, Guion y Mejor Actriz.

Con la Europa de la Guerra Fría como telón de fondo, Cold War habla de la apasionada historia de amor entre un músico amante de la libertad y una joven cantante apasionada, dos personas de diferente origen y temperamento, totalmente incompatibles, pero cuyo destino les condena a estar juntos. A caballo entre la Polonia estalinista y el París bohemio de la década de 1950, pasando por Berlín y Yugoslavia, es una historia de amor imposible en tiempos difíciles.

Cold War está inspirada en la relación intermitente y tormentosa que mantuvieron los padres de Pawel Pawlikowski, cuyos nombres – no toda la biografía – comparten los protagonistas: Wiktor y Zula.

Rodada en blanco y negro, con una magnífica fotografía, el filme cuenta con una banda sonora fascinante que hace un repaso por las diferentes formas de la música popular en Europa a partir de la segunda mitad del siglo XX. Pawlikowski desarrolla la historia de amor de Wiktor y Zula a través de distintos géneros, entre finales de la década de los 40 y finales de la década de los 60.

En los 20 primeros minutos de la película, en forma de documental, dos especialistas recorren la Polonia de la posguerra en busca de voces, bailes y canciones del ámbito rural, para preservar su legado artístico y evitar que se olvide. Para el espectador español es una buena oportunidad para descubrir los ritmos de la música popular polaca (y puntualmente serbia) y de los países del Este de Europa, prácticamente desconocidos en España.

Situados en un régimen comunista incipiente que pretende dar valor a la cultura popular, los dos expertos en música quieren crear una academia para jóvenes cantantes y bailarines que preserve el folclore nacional, una cultura popular que el gobierno terminará usando como propaganda política.

Interpretados magistralmente por Tomasz Kot y Joanna Kulig, los protagonistas, Wiktor y Zula encarnan dos formas diferentes de entender la música. Él es un experto músico. Ella, una superviviente, es una mujer mucho más joven, con bonita voz, que no conoce apenas las canciones de la tierra sino más bien otros temas popularizados en el cine.

Cuanto Wiktor llega a París, el folk es sustituido por el jazz y el humo de los cafés y los clubes nocturnos, a los que ha llegado la música estadounidense.

Más tarde, junto a Wiktor, Zula interpreta el tema principal de la película, un curioso arreglo jazzístico de un tema popular polaco que ya hemos escuchado anteriormente. Después intentará integrarse en la cultura francesa con la chanson y terminará conociendo el lado oscuro de la industria musical. En una escena, se lanza a bailar Rock Around the Clock, de Bill Haley & His Comets, canción que casi marca el inicio de la cultura juvenil a partir de los años 50.

Al regresar a Polonia, Zula ha dejado atrás los coros y danzas populares e interpreta un mambo.

Cold War es una historia con todos los ingredientes de la tragedia, la diferencia de clase, de edad, de cultura, de ambiciones, una gran pasión que pervive más allá del tiempo y el espacio.

Tras los Premios de Cine Europeo, la película sigue su carrera hacia Hollywood. Ya se encuentra entre las 9 precandidatas que pueden llevarse el Óscar a Mejor Película de Habla No Inglesa. Si gana la codiciada estatuilla, no será la primera que se lleva su director, Pawel Pawlikowski, que ya ganó el mismo premio en 2015 con su anterior largometraje, Ida. ¡Le deseamos todo lo mejor!

No hay comentarios

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.