El Blog de la Creativa | Por qué «AMY» debería (y va a) ganar el Oscar
La actualidad del panorama musical desde la visión de la Escuela de Música Creativa, centro de referencia con más de 30 años en la vanguardia de la enseñanza de la música moderna.
estudiar música, conservatorio, jazz, rock, solfeo
2096
post-template-default,single,single-post,postid-2096,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.3,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Amy Winehouse

Por qué «AMY» debería (y va a) ganar el Oscar

Sí, estamos casi seguros de que el documental sobre Amy Winehouse va a obtener la estatuilla en la próxima ceremonia de los Oscar, que se celebra el 28 de febrero.

Y eso que el resto de nominados a mejor película documental en los Oscar de este año tiene una calidad notablemente alta. Estos son los competidores de Amy (Asif Kapadia):

  • La nada desdeñable What Happened, Miss Simone? (Liz Garbus), sobre la artista Nina Simone
  • La original Tierra de cárteles (Matthew Heineman), un western del siglo XXI sobre la lucha contra los cárteles a ambos lados de la frontera entre México y EEUU
  • La mirada del silencio (Joshua Oppenheimer), réplica de la ya célebre The Act of Killing, que trata sobre las matanzas cometidas en Indonesia entre 1965 y 1966, donde murieron más de 500.000 personas
  • Winter on Fire (Evgeny Afineevsky), una crónica de los sucesos que se produjeron durante 93 días en 2013 y 2014, con la formación de un nuevo movimiento de derechos civiles en Ucrania. 

Así que la cuestión es: ¿Por qué un documental musical sobre la efímera vida de una artista se podría imponer a otros sobre temas como el narcotráfico o los derechos humanos y civiles?

Aquí te damos algunas razones. Porque, seas fan o no de Amy Winehouse, prometemos que merece la pena.

1. El Oscar es para..
el que todo el mundo piensa que se lo va a llevar

Sin entrar a valorar la propia película, la primera razón es pura estadística o incluso tendencia.

Como apuntan en Indiewire, «en los últimos tres años, el Oscar a Mejor Documental ha sido para.. el film que todo el mundo pensaba que se lo iba a llevar.  Searching For Sugar Man, A 20 pasos de la fama y Citizenfour fueron las favoritas en todo momento y mantuvieron ese estatus hasta el triunfo sobre el escenario de los Oscar. ¿Es Amy la versión de este año? Desde luego lo parece, especialmente porque es el documental ha sido, de lejos, el que más galardones ha recibido en el año».

 

2. La chica detrás del nombre

El propio subtítulo del documental es ése: la chica detrás del nombre. Porque es eso precisamente lo que descubres al ver a una Amy Winehouse adolescente que, cámara casera en mano, nos enseña algunos fragmentos de su vida. Una chica genuina, graciosa, con un encanto natural y mucho, muchísimo talento. Incluso cantando el «Cumpleaños Feliz».

 

En una entrevista en televisión en el año 2004, Jonathan Ross le dice a Amy Winehouse «lo que me encanta de ti es la forma en la que resultas tan ordinaria». Ella se ríe y se siente orgullosa con ese comentario porque valora su autenticidad por encima de todo.

Amy-Winehouse

 

3. «No canto, soy una cantante de Jazz»

Que la última grabación de Amy Winehouse fuera una colaboración con su admirado Tony Bennett en un tema clásico como «Body & Soul» (una de las canciones favoritas del padre de Amy) puede considerarse justicia poética. El tema aparece en el disco de Bennett «Duets II», que incluye también colaboraciones estelares con Lady Gaga, Aretha Franklin o Carrie Underwood.

El propio Tony Bennett dice en el documental que Amy Winehouse fue una cantante de jazz al nivel de Ella Fitgerald y Billie Holiday. «Algunos piensan que cualquiera puede cantar jazz, pero no es así. Tienes que tener un don para aprender a sincopar, pero es también un espíritu con el que naces o no naces. Y Amy nació con ese espíritu».

 

4. Love is a Losing Game

Otro de los hallazgos que destapa el documental es que Amy, la chica detrás del nombre, era una persona extremadamente vulnerable, no sólo físicamente, sino también a nivel mental y emocional.

Tras sufrir el divorcio de sus padres en plena adolescencia, plasmó su frustración en canciones como «What is it ‘bout Men?», en las que admite que «mi lado destructivo ha crecido considerablemente y me pregunto a mí misma otra vez, qué es lo que pasa con los hombres?». Y eso es, en esencia, lo que ocurrió con Amy: su lado destructivo fue creciendo considerablemente, mientras lo expresaba todo de la forma más brutal a través de sus composiciones. 

La dependencia emocional de Amy, que probablemente comenzó a fraguarse en la relación con su padre, tocó techo con su relación con Blake Fielder-Civil, tan extrema y desgarradora como la letra de «Back To Black», que Amy compuso cuando Blake la dejó para volver con su ex novia. 

amy y blake

Pero la relación con su padre, Mitch Winehouse, no fue mucho más sana. El documental muestra su nada inocente forma de hacer negocio a costa de su hija cuando Mitch se persona con una equipo de cámaras en Santa Lucía, donde Amy trataba de esconderse de los medios, descansar y, de paso, rehabilitarse.

Como era de esperar, el padre de Amy Winehouse ha criticado durante la película y ha anunciado que rodará un nuevo documental que contraste su visión de la vida de la cantante.

5. El Club de los 27

La muerte de la cantante es otra pieza más para el Club de los artistas que murieron con 27 años de forma trágica (léase sobredosis, accidente o suicidio), formado por Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison y Kurt Cobain.

6. Sus temas.. y la música que le gustaba escuchar

El documental sobre Amy Winehouse no podía tener mejor banda sonora. Pero además, en Spotify han hecho una recopilación con algunos sus mejores temas, acompañados por comentarios en exclusiva con el director de la película, Asif Kapadia, y un fabuloso epílogo con los temas de otros artistas que fueron inspiración de Amy.

 

admin

No hay comentarios

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.